Hace poco contacté con Antonio Martín, responsable del blog "La muerte tenía un blog", un blog en el cual descubrí que allá por los años ochenta existia en Gran Canaria un proyecto de índole completamente experimental llamado Quaxar, y que me pareció una pieza fundamental de la historia de la música experimental en Canarias, así que busqué un poco más sobre Elio Quiroga, y poco encontré, más allás de su canal y algún vídeo en youtube. Eso si, contacté en facebook con el y aún está esperando una entrevista por mi parte que super amablemente cedió a concederme. Pero mientras me organizo os dejo el artículo que escribió Antonio Martíon y que también me ha permitido mostrar y que evidentemente pondré enlace al blog. Algo que me pareció y llamó la atención es el nombre que Antonio le dio al artículo y sabrán por qué cuando lo vean como antesala al mismo artículo, asi que les dejo con el. Muchas gracias Antonio.

 

 

Fuente: La muerte tenía un blog

 

CANARIAS EXPERIMENTAL A TRAVÉS DEL SELLO LOS 80 PASAN FACTURA: QUAXAR (1982/1985)

escrito por: Coronel Mortimer el 13-09-2017

 

I. INTRODUCCIÓN

Quien sigue este blog más o menos con asiduidad, sabrá que los colectivos culturales de cualquier índole, sobre todo la música experimental, ejercen sobre mí una poderosa atracción, máxime cuando están acompañados de cierto contexto político, social, o simplemente transgresor. El elemento sobre el que pivota todo puede ser algo que cambie el curso de los acontecimientos o el devenir personal de la vida de alguien... creo que ambos contextos son importantes y catárticos.

 

Si hay una escena que esté olvidada y sea bastante desconocida para el común oyente, es la Canaria... me imagino que por todo eso de las fronteras virtuales y la distancia. Pongamos nuestro punto de mira en Las Palmas de Gran Canaria más o menos allá por 1983... o bien esa cortina mágica o velo de irrealidad que es el verano justo en el que un adolescente sufre los ritos de paso entre el instituto y la universidad. Ese sería nuestro elemento transgresor de hoy.

 

Elio Quiroga (posteriormente reconvertido en afamado cineasta y escritor), Agustín Moreno, Luis Lorca (estudiaría ingeniería y tocaría el bajo en la banda KRÄYER), Ángel Sánchez, Miguel Fernández (virtuoso guitarrista de las islas) y en ocasiones Jesús Santana (que haría arquitectura, y presentador de un programa de Jazz en Canarias Ahora Radio) junto a Andrés León son las piezas integrantes del colectivo conocido como QUAXAR. Imaginemos el cuarto dormitorio de Quiroga como centro de operaciones y el ir y venir de un montón de colegas a lo STRANGER THINGS pero en versión auténtica.

 

Si hablamos de música experimental en canarias tenemos que pensar en DUE, pero lo que hoy traemos es en cierta forma el sustrato germen de aquello, y no hay más que escuchar las grabaciones primitivas de QUAXAR para ver el grado de visceralidad que se gastaban esta gente. Así pues dejemos a DUE para un artículo futuro, y centrémonos en las piezas previas, que contienen tanto la simplicidad de la adolescencia como la falta de prejuicios y experimentación de quien hace arte por el arte.

 

 II. CONTEXTO Y FUGA

Cuesta muchísimo encontrar información extra sobre QUAXAR más allá de las leves pinceladas de la red, pero para el que quiera meterse de lleno dentro del rock canario, con algunas paradas en lo experimental, es de rigor citar los libros del periodista VICENTE MARTÍN ABREU, que con obras como "Rock Around Canarias" (2001), "Grandes Éxitos" (2009), "Interviú Hotel" (2012) o "Los Años Previos" (2015) nos ayuda a comprender, catalogar y sentir una escena que de algún modo nos llega algo difusa. Junto con LOLA ATIENZA, VICENTE lleva durante más de dos décadas el programa de radio "En Bandeja De Plata", el de televisión "Enróllate" o el más obscuro y centrado en maquetas "Las Cintas Del Sótano" en Radio Guiniguada.

 

Concretamente, es en el libro "Interviú Hotel" (Los 80 Pasan Factura) donde se dedica un largo texto a la historia de Quiroga, mentándose de pasada esta primera encarnación, pero sobre todo dedicando el asunto tanto a JUAN BELDA como a DUE. Así pues poco puedo yo añadir a lo que grandes escritores han hecho ya, pero intentaré aportar mi granito de arena, aunque sea en forma de cólico biliar.

 

Volvamos a QUAXAR. La palabra experimentación cobra aquí unas dosis de realidad difíciles de pensar hoy día, que todo está al alcance de un Plug In o tirar de talón y comprarte un pedal. Sin embargo, en las 3 obras que analizaremos a continuación, se usan Casiotones, grabadoras de casete rectificadas (de tal suerte que permitían hacer regrabaciones una sobre otra), diversa circuitería electrónica a base de generadores y receptores de radio, un uso ultra primitivo del corta y pega de cinta magnética, tocadiscos desmontados y tuneados hasta el punto de la deconstrucción/destrucción física, motores, y guitarras tanto acústicas como eléctricas.

 

Está clara la influencia de la música concreta, Stockhausen, el Noise y los collages sonoros a lo CASSIBER o la clásica contemporánea, pero esto se desarrollaría en todo su esplendor en los posteriores DUE, mientras que aquí todo suena mucho más desnutrido y visceral.

 

 

Es ahora cuando tengo que destacar la labor de LOS 80 PASAN FACTURA, discográfica afincada en Canarias que ha realizado una labor fantástica de arqueología puliendo el sonido de las grabaciones y editándolo todo en una pequeña cajita con un libreto que recupera todo el sabor de estas primeras cintas. Los collages y en definitiva todo el material visual que reproduzco por aquí son autoría de ELIO QUIROGA y se puede adquirir todo al módico precio de 15 euros, estando si no me equivoco casi descatalogada, así que yo no me dormiría en los laureles.

 

Por cierto, que uno de los temas de QUAXAR más celebrados, "Ominous Scrab", ha entrado a formar parte de un recopilatorio de música experimental/avantgarde española que se editará en vinilo por USA, JAPÓN y espero que por estos lares (no tengo más información al respecto como título, compañía y fechas).

 

Quitémonos la envoltura material y pongámonos nuestro traje de protones, neutrones y electrones. Cojamos el sonido por el mismo núcleo y tengamos en cuenta que si de DUE sí que existe algo de literatura, en cambio QUAXAR es una leyenda contada de boca en boca... cualquier error que pueda yo cometer en cualquier ámbito, ruego se me perdone o crucifique según la magnitud de la errata y siempre teniendo en cuenta que de ser ejecutado en un Gólgotha, se me ponga mirando a Orión.

 

 

III. LA MÚSICA

Tal y como su nombre indica, estamos ante un homenaje a la figura de Oberth, físico alemán fundador de los cohetes que junto al ruso Konstantin Tsiolkovsky y el estadounidense Robert Goddard son los padres de la Astronáutica. "The Hill Of Exanthema" abre el trabajo con circuitos emulando a una gaita... ¿se puede ser más jodidamente épico?. Un himno celta pasado por las extrañas vísceras de cobre y plástico de viejas placas base. 22 minutos de oleadas electro noise nos asaltan en la claustrofóbica "Mad Fertility", pura abstracción emulando un oleaje (acuoso o electromagnético?) con toques de campanas funestas y la incursión inesperada de viejas cacofonías radiofónicas (o quizás tocadiscos en infames loops); soberbio el contraste cuando arranca al final la guitarra acústica rompiendo por completo el tema. Por cierto que no hay más que ver las referencias cinematográficas y literarias de algunos títulos para darse cuenta que la ciencia ficción y el terror tenían su protagonismo excelso en QUAXAR.



"Succubi" y "I Am Seeing The Colour" se construyen con un receptores de radio la primera y casiotones la segunda (si los bazares hindúes de los 80 hicieran cuentas de los que vendieron, se desestabilizaría la economía mundial). Melodías juguetonas, espaciales y simplistas en su forma que no en su contenido. Como una homilía escrita con el lenguaje basic de los primeros ordenadores de 8 bits. Epicidad espástica, epiléptica y corrosivamente magnética. El homónimo corte "Hermann Oberth" se usaría como bso del lovecraftiano cortometraje en Super8 de Quiroga titulado "El Guardián De La Negrura"... órganos saturadísimos anticipándose de modo ostensible al drone patrio.

 

La sucia y corta "MHZ song" precede a "Robot 2, Tu ayudarás", homenaje a la película "Silent Running", mientras que en "Sylvan MHZ" se emulan los sonidos de una selva a través de grabaciones de radio, jugándose además con los tempos y el reverse creando un clímax tenebroso alucinante. Despedida pop con "Say Goodbye" para 54 minutos de auténtica bizarrez.

 

Tocadiscos desmontados, grabaciones folklóricas, motores, grabadoras retocadas y otra cacharrería muestra a Elio en colaboración con el resto de miembros. Desde las campestres "Music Is Forever", "Travesía Suficientemente Iluminada"  y "Opresión Finalística" (que cuentan con grabaciones folk canarias) al homenaje explícito "Turing" (puedo equivocarme, pero me imagino que será a ALAN TURING) con una interesante melodía cuasi matemática percusiva que suena a techno desanimado y primitivo. Tal y como se leerá en la entrevista a Quiroga del final del artículo, esta es la primera grabación de QUAXAR y la más descarnada de todas... y quizás la más aburrida y básica (que no falta de interés).

 

"Auto-Stop" sigue por la misma onda que las anteriores. Ritmos, loops utrarepetitivos y me imagino que un montón de agujas de tocadiscos destrozadas. Se deja para el final la espacial "Notebook" que antecedería todo el submundo macro robótico que estaba por llegar... ni en tus más fantasiosas pesadillas de películas de ciencia ficción de los 50 has escuchado esto.

 

"Trabajado Juan, Trabajando Pepe" es una auténtica rareza... una versión que desafía tiempo y espacio de "Working John, Working Joe" (JETHRO TULL) mezclada con "Duerme, Duerme Negrito" de VÍCTOR JARA. Hay que escuchar el vicioso e hipnótico ritmo para creérselo. "Ominous Scrab" es otro ejemplo de añadir pistas una sobre otra hasta que se van diluyendo y borrando en una ordalía Noise muy a lo primeros ESPLENDOR GEOMÉTRICO o incluso ORFEÓN GAGARIN mientras que en "Headquake" lo que escuchamos es un puzzle sonoro mediante la técnica del Cut Up realizada por Elio... pequeños y minimalistas loops de raigambre pseudo techno.

 

"Media", "The Supernatural Is True" y "Glectfum" son todo un catálogo de rarezas.; deconstrucciones, variaciones temporales y ritmos orientales imposibles en pleno espacio exterior. Como una Raga del futuro. "Nevermind" homenajea a los SEX PISTOLS, o eso parece a tenor de las ferro magnéticas texturas que escucho, a caballo entre la melodía de un afilador de cuchillos y una grabación en cinta abierta encontrada en pleno desierto del Gobi. El minimalista Punk electrónico de QUAXAR se explotaría con mucha más elegancia en los posteriores DUE, pero reitero que esa es otra historia que contar.

 

"Jamie Lee", coda fantasiosa dedicada a Jamie Lee Curtis (la Reina del Grito, sí señor!), la más tenebrosa "Ubiquitous Yell" que parece una psicofonía del archivo de Germán de Argumosa o la industrial "Running Fast" dinamitan cualquier atisbo de cordura que uno pudiera conservar (vuelvo a recordar que estamos a primeros de los 80 en las islas). Para contrastar con todo lo anterior, la cinemática y cortísima abertura "Neptarion" da paso a "Juice", zumo de meteoritos sonoros que golpean nuestra psique de mala manera, alterando el orden fisiológico de los neurotransmisores. Para finalizar, los aberrantes "Soft" (CARPENTER en versión ultra simple... como "Assault On Precint 13" pero después del tiroteo). Cierra "Sundown" con guitarras, grabaciones y un espíritu punk noise acojonante.

 

Las grabaciones de QUAXAR han sido restauradas y publicadas a precio de risa por el sello canario -> LOS 80 PASAN FACTURA.

 

 

Fuente: La muerte tenía un blog